lunes, julio 10



El sabor del semen y la alimentación

Nutriólogos e investigadores han determinado que el sabor del semen depende en mayor medida de la dieta que sigamos.

El semen al igual que otras secreciones corporales cambia su sabor según la dieta que sigamos. “Durante la lactancia, los espárragos dan mal sabor a la leche materna y las almendras lo mejoran” comenta la sexóloga Francisca Molero.

Una alimentación alta en proteínas da como resultado un semen con sabor similar a la mantequilla, una basada en lácteos da como resultado un sabor ácido, pero agradable.

Los amantes de los dulces, frutas y alcoholes fermentados tienen buenas noticias, porque sus ingredientes altos en azúcares una vez asimilados en el organismo, generan reacciones químicas que se traducen en el sabor mejor aceptado por las mujeres.

Además el semen es bueno para la piel. “El semen tiene hormonas sobretodo testosterona y a nivel de la mucosa como es la vaginal actúa mejorando su elasticidad y previniendo la sequedad vaginal. Su efecto es mayor durante la menopausia” afirma Molero.

Tomado de www.nosotras.com

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas personas me han dicho que es salado, y que a veces cuesta que le baje por la garganta. Pero la verdad es que no me interesa probarlo.

Dragonfly dijo...

Querido anónimo:

Sinceramente no sabría decirte a que exactamente sabe, pero salado si es, no excesivo, pero salado.

K-ti-K dijo...

Una cosa es conocer el sabor y otra saber como tragarselo!!!
Para mi es un poco acido!
Tiene una acidez especifica de los genitales.
Si se está muy excitada puede hasta saber "rico" jajajaja