lunes, julio 17

Zonas Erógenas


El placer sexual no sólo se limita al clítoris en las mujeres y al pene, en los hombres. El cuerpo humano está lleno de zonas extremadamente sensibles a las caricias, aunque no están distribuidos uniformemente ni al azar sino siguiendo caminos muy razonables en función de nuestra forma y de nuestra fisiología.
Si bien es cierto que estadísticamente en la mayoría de las personas se concentran alrededor de los órganos genitales, en el clítoris y en el glande del pene respectivamente, nuestros cuerpos deben considerarse un complejo instrumento musical de teclas, cuerdas y timbales al que hay que templar y tocar adecuadamente para el logro de una unión plena.

Zonas Erógenas de la Mujer
Todo pareciera indicar que la mujer está mejor condicionada que el hombre para el concierto del amor, es decir, su cuerpo es un instrumento mucho más refinado y complejo que el del hombre, más hecho a la rusticidad de su papel de luchador y protector. El orgasmo es simplemente el “punto final”, la explosión del acto que marca la consumación. Es de fundamental importancia la ejecución del concierto en sus cuatro etapas:
  • los prolegómenos del amor,
  • el coito en si,
  • el orgasmo o consumación y
  • la etapa del cariño recíproco
Posterior a la consumación. Nuestras zonas erógenas, pero en especial las de la mujer están especialmente estructuradas para apreciar distintivamente estos cuatro estadios del amor. Ir directamente hacia las etapas dos y tres dejando de lado la inicial y final es egoísmo, brutalidad y barbarie. Para ciertas religiones Orientales, la realmente menos importante es el orgasmo, que reservan para el acto procreador e incluso han pulido a lo largo de siglos métodos para demorar el acto del orgasmo. Las zonas erógenas más importantes de la mujer son
  • Clítoris.
  • Labios interior y exterior.
  • Vagina.
  • Perineo.
  • Montes de Venus.
  • Glúteos y muslos.
  • Pezones.
  • Caderas.
  • Músculo central de la nuca y cuello.
  • Espalda.
  • La boca.
  • Lóbulos de las Orejas.

Zonas Erógenas del hombre

Valen consideraciones similares. No obstante si el hombre desea hacer un “buen papel” debe estar dispuesto a mantener la erección de su pene el mayor tiempo posible y para ello necesita no solo incentivar su imaginación sino estar entrenado para hacerlo y en particular necesita ser acariciado en sus zonas erógenas.

  • Pene, sobre todo su lado inferior y el glande.
  • Testículos.
  • Perineo.
  • Ano.
  • Próstata (sólo a través del ano).
  • Ingle.
  • Ombligo.
  • Músculo de la mitad inferior de la espalda.
  • Pezones.
  • Músculo central de la nuca.

Algo más sobre zonas erógenas

Listamos a continuación algunas zonas complementarias, tanto para la mujer cuanto para el hombre, dependiendo de individuo en individuo y para estar seguro la pareja debe comunicarse en extremo detalle respecto a sus zonas erógenas, única forma de conocerse en forma integral.

  • La boca y sus adyacencias, exterior e interior, hasta donde sea posible explorarla
  • El cabello
  • Los lóbulos de las orejas y sus adyacencias
  • El cuello, es una zona amplia llena de terminaciones sensibles al amor, explórelas. La espalda, es toda una inmensa región a explorar (Ver Shiatsu más abajo)
  • Glúteos, estos grandes músculos no son entes pasivos y potentes glúteos son una fuente de belleza erótica tanto para la mujer como para el hombre. Por otra parte, si se relajan los glóteos se relaja la espalda y la nuca todo ello contribuye a la relajación total del cuerpo.
  • Los senos, no los pezones que son generalmente demasiado sensibles. Previamente es recomendable dar suaves masajes sobre los senos.
  • El estómago, aunque no lo parezca es una zona erógena para la mayoría de las personas y muy sensibles a la palma de la mano.
  • La ingle, sobre todo en el hombre es una zona muy sensible.
  • La fantasías expresadas (decirse que imaginan del otro, qué desearían hacerse y dejarse hacer)
  • El Punto G
  • La parte interior de los muslos Las manos y los pies, son zonas extremadamente sensibles y educables. Lo que ocurre es que en nuestra cultura manos y particularmente los pies han sido excluidas de las caricias mutuas pues es algo que está generalmente muy “a mano” y por lo tanto no queda bien “toquetearlos”.

www.aunmas.com

2 comentarios:

K-ti-K dijo...

¿Zonas Erogenas?
Depende de quien te toque...
Depende del dia, del lugar, de la relacion q tengas con esa persona, de si te gusta, o si solo hay quimica sexual....
Depende de tantas cosas... q aunq las mencionemos todas, siempre algo quedará por fuera!
Hay zonas tantas zonas erogenas como personas!
Se deberia de aclarar que los reportajes sobre sexo, son algo muy generalizado! y que puede q no sea asi con el 85% de las personas con que estés!

K-ti-K dijo...

De todo hay en la Viña del Señor!
Y depende del "Señor".... depende el resto.....
Asi q bueno, aunq para algunas personas que inicien en la vida sexual sea importante saber algunos detallitos sobre el sexo.
Hay cosas que solo comunicandote con la persona q estás podrás saber.