miércoles, agosto 30

Aunque usted no lo crea!!!


Buehhh, tal vez no sea para tanto ni te quedarse con la boca abierta, pero esto fue para mi una luz de esperanza, no solo en la raza humana, sino en la raza a la que pertenecen algunos de los jefes de mi oficina. He aquí lo escrito por uno de ellos:


"Tu poesía al menos éstas, son hermosamente melancólicas. Percibo como desesperanza en tu corazón, si pudiera amiga mía entrar en tu corazón y curar tus heridas, ser bálsamo y fluir como aceite suave en él para mostrarte que hay vida, alegría y esperanza; que tu amor llegará y vendrá como un atardecer en noviembre, súbitamente entre el gris del cielo nublado y los rayos de amor te llegarán."
(Autor Jorge Calderón Marín)

1 comentario:

byrongio dijo...

emmmm deberias acusarlo por acoso¡ je,je

y es que los jefes por concepto no tienen alma je,je
saludos