miércoles, agosto 9

Lo que nos hace pensar las canciones.....



Hoy escuchaba una canción del grupo Elefante, llamada "Milagro de Amor", después de escuchar la letra con un poco más de detenimiento me di cuenta que cuando uno se siente enamorado piensa tanta tontería, que a veces dura menos que un suspiro. Cierto que la canción dice cosas lindas como: "Con la esperanza bajo cero, intoxicado mi interior, tu me quemaste con tu fuego y me enseñaste lo que soy" (ahhh... no es lindo!!!), pero ojala todo durara lo suficiente como para poder tomarle el gusto a ese vino tan exquisito que es el amor, creo también que hay que ser un poco más realistas porque cuando abrimos al fin los ojos, una vez que se nos cae el velo del enamoramiento, que nos queda? La misma vieja chancluda que ya no quiere ponerse ropa sexy pues después de la maternidad ya no le luce ese neglille, esa lingerie hermosa que aparece en los catálogos de Victoria Secrets o bien el barrigón que lo mejor que pierde es el cabello que solía tener en el cráneo y que más bien parece que se le queda adherido en las orejas, cejas o nariz.

Definitivamente debemos tener mucho más que solo alguien que nos "rescate de las redes", necesitamos más bien, quien quiera atarse a las redes con nosotros, alguien que comprenda que todo se acaba, que "hasta la belleza cansa" como diría José José, necesitamos alguien que nos acepte con esas libritas de más, que casi inevitablemente deja la maternidad, alguien que nos quiera con el cabello rubio, negro, café, pelirrojo o cano; necesitamos alguien que nos quiera más allá de los últimos tres cabellos que se niegan a abandonar la ya muy brillante cabeza, quien decida con mucha determinación recortarnos las cejas y enseñarnos a depilar las orejas.

Necesitamos entonces alguien más que enamorado, alguien que haya dejado de pensar "boludeces" y que tenga los ojos bien abiertos y el corazón comprometido a no tratar de cambiar al otro, sino a aceptar absoluta y concientemente al ser que somos.

No se requiere entonces al príncipe azul de los cuentos de hadas, que extrañamente siempre es el más "tipo" y el que se liga a la chica más "linda", más esbelta y más sufrida... necesitamos de alguien real, que crea en nosotros, que quiera ayudarnos a cumplir los sueños y que siempre tenga un espacio en su agenda para tomarse la molestia de querer compartir la nuestra.

Necesitamos personas reales y comprometidas para acompañarnos por el resto de nuestras vidas.

Pd. Escribí las palabras "tipo y linda" entrecomilladas pues la belleza es algo tan subjetivo, que no merece la pena hacer mayor comentario sobre ello.

1 comentario:

K-ti-K dijo...

Ayyy mae... excelente post!!!
Mientras leía, por mi mente solo pasaba la imagen de mis abuelitos, y de tus papas!!!
Que nadie ha dicho que han tenido una vida de cuentos de hadas, pero estan ahí, juntitos a pesar de todo!!
El secreto de el "amor hasta q la muerte los separe" es sencillamente Decisión!
Esa es una decisión como muchas mas q solemos tomar en la vida!
Mae exce ;)