martes, octubre 31

Amanda...

Ella aparentaba ser una chica como cualquier. A los ojos de sus vecinos simplemente era una chica un poco solitaria y callada, nadie había preguntado nunca por su historia, simplemente era la nueva del barrio.

El día que llegó a aquel vecindario llevaba pocas cosas consigo, muy pocas al parecer de muchos, un par de sofás raídos , una mesa de comedor, un par de sillas, una cocina, una pequeña nevera y muchas, muchas cajas, con rótulos luminosos de frágil.

Amanda, una chica de unos 27 años, era ahora la propietaria de la casa al final de la cuadra, la que estaba junto a la arboleda, en el lado izquierdo de la calle. Su cuerpo no sugería nada pero esa cabellera de un naranja oxido, que parecían llamas salidas desde el mismo infierno, ondulaban con el viento de manera seductora, su cara pecosa en extremo, sus dientes blancos , del blanco más intenso y unos ojos café claro que hablaban por si solos. Su ropa, prolijamente planchados, sin dobles quiebres ni manchas, de blazer y pantalón siempre.

Nadie sabía nada sobre ella, de su trabajo, familia, ni de su pasado. Todos los días salía de su casa en punto a las seis, caminaba rápidamente por toda la cuadra y esperaba el autobús a la vuelta de la esquina, pocas veces saludaba, la mayoría solo se concentraba en sus extrañas lecturas y en la música de su reproductor MP3.

Por la tarde, llegaba a las seis, prácticamente nunca se retrasaba y nunca recibía visitas, a excepción de algunos fines de semana en que se la veía caminar en compañía, a veces un chico otras veces una chica.

Nunca la vieron salir tarde, ni hacer fiestas, reuniones o cosas similares, solo se podía observar a través de la cortina de su recámara que la luz era apagada pasada la media noche y a veces parecía estar observando por la ventana.

Todo parecía transcurir con toda naturalidad en aquel lugar, pero lo cierto era que Amanda ocultaba mucho más tras esa mirada melancólica y mezquina.

En noches sin luna salía y regresaba protegida por la oscuridad de la noche, procurando no ser vista por vecinos y curiosos. Tan solo un par de veces había regresado acompañada de un caballero que compartía su misterio y que se escondía de las miradas.

Si bien es cierto, nunca se escuchó ningún indicio de una vida anormal dentro de la casa, indudablemente, cuando la puerta se cerrada, un mundo diferente se gestaba dentro. Tras el golpe seco de la puerta, Amanda se transformaba en alguien diferente... era entonces cuando todo comenzaba a dar un giro y su lado tenebroso manaba de su interior como poseyéndola.

Hacía llamadas a diferentes personas, amenazaba a sus interlocutores con detalles de situaciones y momentos vividos por el acosado, mientras reía siniestramente.

Por otra parte, era una chica responsable y empeñada en su oficina, muy eficiente, cumplía incluso con algunos trabajos de sus colegas, mismos que habían sufrido diversos malestares y repentinos accidentes. Santiago por ejemplo, había sido víctima de una caída por la escalera de emergencia, costándole una fractura en una mano, un pie y múltiples golpes en el rostro. Por otro lado, Diego había sido víctima de un supuesto ladrón que se había ensañado apuñalándolo por la espalda.

Lo que si resultaba cierto, era que Amanda nunca parecía sentir pena por ninguno de los hechos, más bien se le notaba más alegre y jovial, pero nadie sospechaba, era que la dulce Amanda era la única responsable de todos los hechos acontecidos, no solo en su oficina, sino, de los que también habían comenzado a ocurrir en su vecindario.

Sus vecinos, comenzaron a frecuentar los centros de salud, y allí, tras no mejorar, salían en ataúdes o en bolsas para la morgue. Algunos en la cuadra decidieron mudarse, al no saber razones sobre las muertes, Amanda por su parte parecía seducir con su cabellera roja a alguno que otro hombre que aún quedaba en la cuadra, sin embargo, nunca dio indicios de querer dejarse seducir… claro que, si ella decidía dejarlo caer en su red, el pobre iluso no volvía a ser el mismo, o se quitaba la vida sin razón aparente, ella permanecía impasible, con todos sus pasos perfectamente cubiertos.

Pero, qué llevaba a una chica, aparentemente normal a comportarse de esta manera?

Sus víctimas, todas y cada una de ellas estaban enlazadas a su vida de alguna u otra forma. Sus víctimas eran conocidos suyos de años atrás, pero ninguno pudo denunciarla o asociarla al pasado, porque inesperadamente amanecía en un rincón degollado, sin aparente razón.

Fueron algunas de sus víctimas compañeras de escuela y colegio, amigas de la universidad, doctores, familiares y muchos hombres que en algún momento le rompieron el corazón.

Los asesinatos, todos tan meticulosamente planeados, terminaban sin rastro que seguir, sin pruebas suficientes como para asociarla a tantas muertes. Pero tras la puerta cerrada de la casa, decenas de botellas de venenos mortales, libros con anotaciones y cálculos detallados hasta el límite, figuraban entre sus posesiones más importantes, los manuales para degollar y atacar los órganos vitales estaban cubiertos de gotas secas de sangre. Cuerpos mutilados, quemados, azotados, apuñalados y envenenados eran parte de su macabra obra.

Al día de hoy, permanecen sin resolver todos los casos y Amanda recorren las calles, trabajando en alguna sucursal de una compañía de renombre, dejando incógnitas de muertes a su paso.

En este preciso instante podría hasta estar entrando a tu oficina, cursando materias contigo en la facultad, tomando un helado en el mismo lugar en que te encuentras, incluso podría estar vigilando sin que te des cuenta tus pasos, y quien sabe, tal vez tú seas su próxima víctima.

Así es que querido amigo, ten cuidado al caminar por las calles llenas de sombras, que la muerte puede estar a la vuelta de la esquina en manos de la chica pelirroja, de melancólica mirada llamada Amanda.

28 comentarios:

Dragonfly dijo...

Este es mi post de participación en un concurso de relatos de terror. Que lo disfruten....

DEG dijo...

Muy bueno. Soy un hombre afortunado: no conozco a Amanda y jamás le rompí el corazón ;) Sin embargo, es notable como todos, dentro de nuestras respectivas neurosis, alguna vez hemos fantaseado con hacerle daño, mucho daño, a todos aquellos que nos lastimaron. En el fondo, todos somos Amanda, de alguna manera.

Y yo te lo dije: LAS PELIRROJAS SON DEMONÍACAS... MMMMMUEJEJEJEJE

FELIZ JALOGÜIN ;)

Epicee dijo...

Te digo la verdad.....me quede mudo...no podía esperar a terminar de leer, y mira que no me gusta!!!!

Concuerdo con deg conque en algún punto de nuestro inconciente, sigilosa y paciente, espera Amanda...saliendo en sueños.... esperando el momento justo para salir.....algunos pueden contenerla....otros como nuestra protagonista....NO.

Amanda es parte de cada uno, queda en nosotros poder contenerla.... espero aguantar mucho tiempo mas!!!

Fantástico relato!!!.....felicitaciones!!

Nahira dijo...

Está muy buena la historia Dragonfly!!, me gustó mucho y la verdad que voy a tratar de caminar bien lejos y de no hacerme amiga de ninguna pelirroja desde ahora, jaja.

Besos!!

Anónimo dijo...

buuuuuuuuuuuuu! buenísimo cuento Dragonfly! gracias! tenía ganas de leer algo asi un día como hoy :)

Besos y suerte con el concurso

Dragonfly dijo...

DEG!!! que honor verlo por acá, que bueno que le haya gustado el relato y bueno si, todos llevamos una Amanda por dentro.

Beso...

Epicee: bienvenido, pase y póngase cómodo. Que bueno que gustó el relato, fue buena la idea, de sacar la maldad de mi interior, Buwajajajaja...

Beso...

Nahirita: ya ves, a tener mucho cuidado. Buwajajajajaj.

Beso...

Kutty: amiga, que bueno que te gustó el relato, traté de sacar mi maldad :D

Muchos besos...

Jolie dijo...

muy buen relato, pero que manera de inculparnos a las lindas pelirrojas.. nosotras somos mas bien buenas muy muy buenas :) jeje

Saludos y feliz dia del escudo, digo feliz halloween ;)

Patrizio dijo...

O_O

Así me quedé leyendo. Con los ojos hechos el 2 de oro.
Apasionante, Dragoncita.

Rubias, morenas, PELIRROOOOOOJAS...

byrongio dijo...

buuuu buuuuu

emm era pot de terror no relato de la cronica roja ;)
miedo a mi? para nada¡ emmmmmm aunque las pesadillas no me las quita nadie ;)

Vota por mi¡ je,je
Beso Dragona maligna

Dragonfly dijo...

Jolie: Bienvenida! y bueno eso de las pelirrojas me lo inculcó un amigo!!! Beso...

PAT: Jajaja, te parece apasionante? :) Che! ten cuidado con quien andas..... Beso...

Byrongio: buwajajajaja, ahora tené pesadillas con la pelirroja, sabes?

"Sweet dreams are made of this
Who am I to disagree?
Travel the world and the seven seas
Everybody's looking for something"


Beso...

pentapodologa dijo...

byrongio: andas haciendo propaganda por todos los blogs? jajaja, muy buena historia!!!

Andy dijo...

Ohhh
Miedo me da!!!
Me encantó el post... hasta por momentos me dio un poco de miedito...

Gracias por invitarme

Feliz Halloween

Beso

A.-

alegriadequerer dijo...

Hay!! Amiga.. que miedo, buen pot. Contigo en esta travesía bloguera un beso Alegría

Dragonfly dijo...

Pentapodologa: Si Byrongio anda haciendo campaña como político. Gracias por pasar.

Andy: Jummm.... tu crees? Beso!!!

Alegría: Que bueno que te gustó. Beso!!!

CD dijo...

Amanda ahhhh, hariamos buena pareja casi como Mickey y Mallorie... donde andara mi amanda

Cuidense de un bajito gordito y medio calvo... q es el duro de la Amanda

cheqa dijo...

que no me gusta esto de los jalowinsssss qué manía carambas por asustarme! :( naaa es que no es una fiesta tradicional latina pues! hay unas más lindas que esta! deveritas deveritas!

abrazos sin jalowin desde mi cheqa...

El Mostro dijo...

¡Te juro que te llamé! ¡Pero me agarraron los piratas, los ovnis, los falcon verde!
¡Amandita!

Fuente abejuna dijo...

Saludos, es la primera vez que ando por aqui, las dos somos antropodos que emocion!!!

Francois dijo...

autobiografia?

CD dijo...

>>Saludos, es la primera vez que ando por aqui, las dos somos antropodos que emocion!!!

A N T R O P O D O S... q kgue de risa

Dragonfly dijo...

CD:Jajajaja, me cuido, me cuido, eso si me dio miedo... Beso...

Cheqa: pues si, esta fiestas por lo general las ignoro, pero me divertí con esto de escribir la historia de "terror". Beso...

Mostro:Tendremos que llamar a Moulder y a Scully... Besos de pelirroja....

Fuente abejuna: siii... somos de la misma familia insectífera... Bienvenido, pase cuando guste, esta en su casa.

Francois: autobiografía... aún no O_o Bienvenida

CD: Jejejeje, verdad que si...

Tofu - sama dijo...

Con este relato me decidí. ¡Yo también voy a participar del relato tenebroso! No sé si te gane, Dragon fly, porque este destila calidad. Muy muy bueno.
Besos!

Dragonfly dijo...

Tofu-sama: Anda, anímate, ya estoy con gans de leerlo.

Beso!!!

Dragonfly dijo...

Francois: dije bienvenida, pero quiero decir BIENVENIDO!!!!

Beso...

Legally Blonde dijo...

MUY BUENA HISTORIA, me recuerda a la peli mi mama es una asesina creo que se llama asi, la sra que parecia infoensiva era igual a amanda!besod

Dragonfly dijo...

Legally: Si recuerdo esa película. Creo que la mayoría de los asesinos, excepto los que tiene ya de por si cara de maleantes se ven pasivos e inofensivos, pero en realidad!!! Cuidado!!!

Beso!!!

Alice in Oz dijo...

La venganza es un plato que se come frio...

Dragonfly dijo...

Alice: es como la ensalada de frutas entonces??? Buwajajajajajaja

Saludos!!!