lunes, octubre 9


Hay algunos días, en los que me levanto y me siento como peleada con el mundo, decepcionada o aburrida de la vida, de mi entorno, de la oficina, le los llamados amigos, de la casa, el trabajo, en fin de la vida en si.

Sin embargo, otros días como hoy, me encanta también poder levantarme, abrir los ojos, darme cuenta y poder constatar que soy una persona extraordinaria, diferente y llena de muchas cosas y personas que agradecer.

Me siento feliz, cuando me doy cuenta que soy una persona sensible al ambiente, al sufrimiento ajeno; cuando me doy cuenta que puedo identificarme con los demás, que realmente deseo, espero y añoro un mundo mejor, pero mejor aún que no soy egoísta y no lo deseo para mi sola, lo deseo para todos, para mi familia, para los amigos, para la chica tonta del escritorio junto al mío, para los compañeros de clase, para todo el que me rodea.

Hoy se que soy mejor persona PARA MI MISMA porque amanecí menos egoísta, porque amanecí con más tolerancia, con más paciencia, porque me propuse ser mejor persona con los demás. Porque me prometí sonreír con las cosas simples de la vida, porque decidí ser condescendiente con los que no piensan como yo, con los que fuman a pesar de que ODIO el tabaco, con los que hablan todos los días de fútbol aún cuando me ponen la cabeza que me “hirve”, porque hoy llegue como siempre temprano a la oficina, pero me di cuenta que es así como me gusta ser, no porque tenga que cumplir con un horario establecido, porque al entrar en mi oficina encontré un rato de paz y soledad, porque a cada minuto me doy cuenta que tengo que agradecer tanto al Ser Supremo, por lo que tengo y otros no.

Además hoy se que soy feliz, porque soy yo y nadie más, porque he vivido mi vida INTENSAMENTE, porque a pesar de que mi corazón ha sufrido, se que ha amado como ninguno, porque TODA expresión de cariño y de amor que ha salido de mi, ha sido desde el fondo del corazón, porque a pesar de las influencias de los demás, aún no he perdido la esencia de mi ser y no he hecho nada que no haya decido hacer convencida por mi misma.

Hoy soy una persona feliz porque a pesar de que tengo cosas por las cuales preocuparme, porque a pesar de que a veces no me alcance el dinero y a veces no tengo todo lo que desearía tener, se que soy feliz porque soy simple y sencillamente YO.

Y ni los entuertos ni las malas pasadas ha podido modificar el que pequeño ser que se desarrolló en el vientre de mi madre.

Soy feliz HOY SOY YO…

3 comentarios:

byrongio dijo...

Estos ultimos tres dís ando del otro camino... cansado, harto y estresado... con la primavera llegó el calor y con el calor mi calvario.. detesto el calor ambiental en cualquiera de sus expresiones :( en fin.. mejor no te contagio de mi actual pesimismo y te dejó un abrazo pero de pulpo :)

Saluditos

Nahira dijo...

No hay nada mejor que ser uno mismo y sobre todo sentirse feliz por ello, me gustó mucho el post! y me alegra que estés feliz, por lo que espero que no solo HOY te sientas así, sino todos los días.

Un beso amiga!

Dragonfly dijo...

Byrongio: pues así es una semana le toca a unos y otra a otros.

Besos pa'ute!!!

Nahira: gracias amiga, así espero sentirme siempre, aunque a veces amanezca peleada con el mundo.

Beso!!!