miércoles, marzo 21



Una cita en un lugar ya conocido... me siento un poco extraña, todos parecen ser nuestros cómplices, en esta nuestra historia de placer y juegos de seducción. La puerta de la habitación, que abres para dejarme pasar.

El corazón me palpita a 1.000, las manos me sudan y no puedo dejar de sonreír, tengo una idea de lo que puede suceder, pero no sé exactamente como será y eso me hace sentir emoción y placer.

Te abalanzas y me tomas por la cintura, me estrechas fuerte contra ti, mientras me besas con pasión y deseo; me besas en el cuello, me susurras al oído, la respiración se me acelera y suelto uno que otro gemido, mientras te acaricio.

Me subes la falda y me desabotonas la blusa, me acaricias mientras me cubres el cuerpo con tus besos... estoy a tu merced y no me quiero resistir, quiero que esto suceda...

No importa que esto sea ya un acto repetido, esto es algo que siempre quiero hacer contigo, algo que quiero repetir hasta el cansancio...

Te quito el botón del pantalón y me apuro a quitártelo, te quito la camisa y ya no me concentro, ahora puede más el deseo.

Aún así, con todo este deseo recorriéndonos cada rincón y tú tienes toda la calma de colocarme sobre la cama, de mirarme y sonreír, de guiñarme un ojo...

Y vuelves a besarme con ternura, me acaricias el cabello, te tomas todo tu tiempo, mientras sientes mis manos fogosas, que despiertan de nuevo al macho dominante.

Vuelve la pasión, el deseo y las caricias, ya no es más un juego. Ahora danzan tus caderas y las mías, mientras te clavo las uñas en la espalda, me embistes y gimes, mientras la boca se me seca, aun cuando siento el sabor salado del sudor que recorre tu cuerpo, y continuamos, esperando a que llegue el momento.

Tu esperas y te esmeras, conforme te das cuenta que ha cambiado el ritmo de mi deseo y suelto esa expresión ahogada que tanto esperabas y tu aceleras tu paso, mientras yo no dejo de retorcerme entre espasmos. Por fin sueltas ese gemido intenso y largo, amo verte esa expresión en la cara. Me miras, te miro, me besas, te beso. Descasas en mi pecho, me acaricias los brazos mientras yo juego con tu cabello.

21 comentarios:

Maria Cristina dijo...

Guau que post, se me pararon los pelitos de la piel, de verdad que sensacion mas hermosa, la adrenalina en la sangre y sensacion de pasion desenfrenada, genial tu post, felicidades y un gran abrazo

TORMENT@171 dijo...

wowwwwwwwwwwwww
dragoncita, te esmeraste por que solo sea un post erotico sin rozar lo grosero.
felicitaciones!!
besos

cone dijo...

ups! que post nena

Carlos dijo...

WOOW
WOOW
WOOW
Rayos...que sensual texto e impactante fotografía.

Sin palabras.

Un abrazo.

Gitana dijo...

yo con mi corazon partio... y leyendo esto... snifff... mejor me voy...

Nahira dijo...

Muy buen post amiga!, realmente da gusto leerlo.

Un beso y abrazo grande!

Patrizio dijo...

Confieso que lo tuve que leer muy por arriba, Dragoncita. Es que, ya sabés, estoy de nuevo en una larga cuenta regresiva y me pongo muy ansioso. =)

María Inés dijo...

Mi querida dragoncita:
Que sigas disfrutando a pleno la vida.
Me alegra tanto que te sientas así de realizada.
Sin palabras
Un abrazo gigante

Dragonfly dijo...

Ma. Cristina:gracias, que bueno que te gustó. Besos ;)

PD. Con todo el gusto te enseño a cambiar la plantilla, contáctame en el messenger, en mi profile está la dirección.

Tormenta: ^_^ graicas,un beso grande ;)

Cone: linda, a veces amanecemos inspiradas de diferente forma. Besos ;)

Carlos: jajajaja, al menos alcanzasta a decir WOW!!! que bueno que te gustó. Besos ;)

Gitana: O_O bueno, que en la próxima te anime. besos ;)

Nahira: gracias amiga, que bueno verte por acá. Besos ;)

PAT: claro que te entiendo, recordá que andamos en situaciones similares... besos ;)

Ma. Inés: gracias, espero seguir disfrutando al máximo. Besos ;)

Mar dijo...

Me encantó !! Que belleza drangoncita... cuanta pasión, me gusta la forma en que envuelves con la lectura de tu sentir.

Abrazo

:)

Sandra Becerril dijo...

Cuando deja de ser un juego y gana la pasión, hay que disfrutarlo!!!

besos

Exiliado dijo...

bello relato de piel, dulce sabor del amor.

Alter Ego dijo...

Fuck! que bueno! eso se llama saber disfrutar.

byrongio dijo...

Dragonaaaa eso no es "amor" aquello es una adicción :)

emmm como que hace calor no?
je,je

besote

Yol dijo...

amiga! ahora si me dejastesin habla, hasta la piel se me erizo recordando esos momentos con mi amado. cuanto se extraña a veces, tu q lo tienes exprime lo mas que puedas a esos calidos momentos.

Saludos desde las estrellas

Dragonfly dijo...

Mar:gracias más, que bueno que te gustó a mi se me eriza la piel cuando pienso en él... Besos ;)

Sandra:uf! y hay que disfrutarlo muuucho. Besos ;)

Exiliado: ahhh... (suspiro) Besos ;)

Alter Ego: mmm... y disfruté mucho, no te imaginas... Saludos y bienvenido...

Byrongio: ahhhh, tu crees esto es como el chocolate en mi vida, no lo puedo dejar!!! Calor, si un poco. Besos;)

Yol: es hermoso recordar y casi volver a sentir su piel sin que este junto a ti. Besos ;)

autZima dijo...

OH!!!! si!!!!! jajaja rico!

Carolina dijo...

Mmmm, cuánta pasión y sensualidad...

Saludos

Dragonfly dijo...

autzima: jejeje imagínate.... Besos ;)

Carolina: mmm y muchos deseos ocultos también. Saludos, gracias por pasar por acá. Te visitaré pronto.

byrongio dijo...

Me disculpas Dragonfly pero el chocolate no es una adicción, aquello es una RELIGION :)

besotes de fin de semana ;)

Dragonfly dijo...

Byrognio: Jajajajaja, para mi los dosn son adicción y religión...

Muchos besos de fin de semana y una abrazo grande ;)