lunes, noviembre 2


De vuelta en casa… las despedidas nunca serán mi lado fuerte, cuando te paseas por la vida gobernada por el corazón.

Las lágrimas me anegan los ojos, ya no quiero pensar, quisiera por unos momentos olvidar todo ese amor y cariño que queda atrás, es difícil regresar a tu vida, cuando el corazón quedó atrás.

Difícil es decir hasta pronto, con un nudo en la garganta, pero con la fe y la esperanza de muy pronto volverse a ver.

No importa el lugar en que uno vuelve a encontrarse, lo que es realmente importante es volverse a ver, mirarse a los ojos, sonreír y hacerlo sin motivo aparente.

7 comentarios:

El Mostro dijo...

Un beso grande!

Mónica Tognarelli dijo...

Hola Linda!! siempre existe en nuestro corazón la esperanza del reencuentro y esa esperanza nos mantiene vivos, mantiene nuestro corazón palpitando por la espera.

Que tengas una estupenda semana!

Adolfo Payés dijo...

La esperanza es al motivo de vivir..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre..

Que disfrutes de una semana maravillosa..

Joalfred dijo...

Excelentes palabras.! Tienes razon, solo hay que esperar y dejarlo en manos de la esperanza y tiempo..!

Saludos!

Ely dijo...

Si son muy trsites las despedidas, :( cuando puedas pasas a visitarme,quedo lindo el diseño :D Saludos!!!

Ely dijo...

Yap ahora si puedes pasar por tu premio ;) buen dia!!!!!!!!

María Cristina dijo...

las despedidas osn dificiles pero uno siempre aprende ellas, lindo post dragoncita, abrazos miles