miércoles, febrero 17


Detrás de mi dulce ser, constantemente se libra una batalla estilo Dr. Yekyll y Mr. Hyde, a veces hasta parezco una persona normal, hasta que de repente, pasa alguna de estas situaciones:

1. Recibir un correo electrónico de esos que son spam-cadenas inservibles que al final te amenazan diciéndote "si no lo envías tendrás siete años de mala suerte", "si no lo envías te pasarán cosas malas", etc. Puagh! esas babosadas me caen mal y me ponen de mal humor (Por favor no se molesten en enviarme ese tipo de correos, pues irán derechito al Basurero de Reciclaje, no me hagan perder el tiempo leyéndolo).

2. Que algunas personas te cuestionen la capacidad y el profesinalismo, sobre todo aquellos ex-compañeros, enchilados, envidiosos e irritantes que por algo no salen del hueco en que cayeron.

3.Cuando la gente me dice que tengo que hacer "·$%&@!!! yo sé cual es mi trabajo, si necesitara algo-alguien que me lo recuerde constantemente, me compro una agenda electrónica...

4. Que la gente actúe de cierta manera, solo porque espera sacar provecho de otra persona o situación.

5. Esa persona que, hace su trabajo mal, todo mundo se da cuenta, incluso ella mism@, pero el jefe sigue con los ojos vendados pensando que todo va camino al éxito.

Creo que en mi faceta de convertirme de Mr. Hyde a Dr. Jekyll, son muchos los detonadores que me hacen cambiar de un momento a otro, de todas maneras, como soy mujer y HORMONAL, como me dijo alguien por allí, cualquier cosa te puede cambiar, pero creo que estas son mi top five.

11 comentarios:

HectorLeo dijo...

Todos tenemos una bestia en el interior, y en algun momento quiere salir, jejeje, hay que ver como la dejamos salir a la superficie.
Saludos!

Storm Bunny dijo...

Che, como que el detonante de tu Ms.Hyde está en la oficina... el resto del mundo parece tenerte en versión Dr. Jekyll.

Mayi dijo...

jajaja eso es verdad....pensamos igual :) saludos y buen blog :D

CirujaChic dijo...

Coincido en casi todos los puntos, sobre todo con el primero!
Yo me transformo en bestia en una velocidad incontrolable jaja.
Saluditos.

Adolfo Payés dijo...

Que triste que exista la envidia.. ere grande querida amiga.. y genial..

Un abrazo
Saludos fraternos..

El Mostro dijo...

¡Pero no te enojes!

Fla-q dijo...

Soy una bestia tremebunda, pero cuando me convierto, soy serena, buenita y hasta parezco simpática...

Mariano dijo...

Ya lo definiste muy simple....

Que algunas personas te cuestionen la capacidad y el profesinalismo, sobre todo aquellos ex-compañeros, enchilados, envidiosos e irritantes que por algo no salen del hueco en que cayeron.


No vale la pena ni llevarles la atencion....

Saludos!

Pentapodologa dijo...

Todos tenemos esos momentos.... y cosas que nos hacen "digievolucionar" como me dicen a mí... pero está en nosotros hacerlos notar y que los demás los eviten!...saludos!

Fiona dijo...

dragona.cuanta razon tenes......
todos tenemos el señor hyde escondido y latente-......
jajajaj
explotamos y sale,o no?
cuidate y no les des bola (como decimos por aca) segui adelante
fiona

Carolina González Arias dijo...

Nunca había estado tan de acuerdo con alguien, pero no creo que sea el Mr Hide que llevamos adentro sino nuestra sensatez que nos lleva a ser intolerantes con la estupidez (detesto esa palabra, pero no encontré otra)de algunas personas.
Ví tu Flickr bellísimo.