viernes, abril 9

Fotos con historia...

Mi prima Laura y yo, nos criamos juntas y nacimos con solo 20 días de diferencia. yo, soy la mayor de las dos y tengo muchos recuerdos en la memoria y el corazón.

En casa cuentan que ella siempre me halaba de los pelos y tenían que abrirle la mano dedo por dedo para que lograra soltarme, se comía mi comida (siempre fui lenta para comer) y bueno, un sin fin de cosas. Yo afortunadamente solo guardo buenos recuerdos de ella y de los juegos y del tiempo que vivimos juntas y crecimos juntas, eso sí, ahora le reclamo por las cosas que me cuentan y no recuerdo; pero al día de hoy seguimos llevándonos bien y seguimos pasando muy buenos momentos.

Hoy, en mis fotos con historia, les dejo tres fotografías que me sacan la sonrisa. Espero que las disfruten.



Acá estamos en la puerta de la casa, viendo a todos los vecinos pasar.
Teníamos aproximadamente un año y cachito.



Esta otra es en la playa en Puerto Rico, a donde se fue a vivir mi abuela
por bastantes años.
Teníamos acá unos cuatro años

Y esta última, es cuando eramos "Niñas Exploradoras". Nuestra Patrulla era la No. 17 y
como pueden ver acá disfrutábamos de unos ricos jugos de limón (digo, por la cara que tenemos)

Teníamos unos siete años y medio más o menos.

6 comentarios:

El Mostro dijo...

¡Saludando al pueblo! ¡Juan Domingo Dragonfly!

Maria Palito dijo...

AHH QUE fotos tan lindas nena!!! Me encantan

un besote
mariajose

FENIX dijo...

Siempre me ha encantado observar fotografías, es como volver y estar presente en la historia.
un abrazo.

Fiona dijo...

muy lindas ,las fotos dragona.......
son muyyyyyyyyyyyy tiernas..........
y la del balcon ,re -evita!!!!!!!!
besos
fiona

Mónica dijo...

Que lindas fotos, me encantó la de niñas exploradoras. Muy divertido lo del jugo de limón, yo más bien creo que miraban un par de chicos guapos...jajajajaja
Cariños amiga!

Capricornio dijo...

La fotografía en general me gusta mucho y si tienen sus años aún más. La primera foto me trae muchos recuerdos. Es la típica baranda de madera para q no se escapen los niños.
Es todo un premio cuando ya no la ponen pues indica que además de saber caminar, hay confianza en el nuevo ser.
Una entrada con mucho cariño. Gracias por compartir estos detalles tan especiales.