miércoles, diciembre 15


Me encantó la frase, sobre todo, porque pasé por uno de esos momentos "defraudantes", que no queda otra que echar para adelante.

Realmente creo que en nuestra sociedad, estamos cayendo cada vez más y más en el hoyo de los anti-valores y pareciera ser, que no queremos salir de allí.

La situación de hace unos días fue, sentirme impotente ante la injusticia, y esperar por un lado que alguien fuera castigado por el solo hecho de ser buena gente y por el otro, tener la fe que la persona que actuó mal pusiera la cara y admitiera su error.

Lo mejor de toda la situación es que al final el infractor esperaba que todos a su alrededor reconociéramos su "honestidad", (que fue forzada y presionada por todos los que nos habíamos percatado de la injusticia). Esta persona no pretendía reconocer el error, porque hasta tomó otras acciones no muy honradas para tratar de salir airosa de la situación sin que el jefe se diera cuenta, acciones que se vieron frustradas, que la llevaron finalmente y ante la presión de todos, a cantar que la ópera era de su autoria.

Ahora volviendo a la frase de Bob Marley, me parece importante, si entonces podemos saber que es posible mantener la confianza en una persona a pesar que le vaya bien o mal.

En el caso que les comentaba, se perdió la confianza y caímos en una situación de decepción, que esperamos ahora no se vuelva a repetir, afortunadamente se hizo justicia al inocente, pero me pregunto o me cuestiono, cuantas personas que de repente nos encontramos en la calle, habrán sido víctimas de "la falta de valores".

3 comentarios:

El Mostro dijo...

Excelente. "a cantar que la ópera era de su autoria", me encantó.

Besos.

Storm Bunny dijo...

No te imaginas cómo me acaba de llegar esto que escribiste. Justo el libro que acabo de terminar (y que me tiene amagdalenada por dentro) tiene una escena donde un grupo de gente de esos tipo fariseos que creen que son los únicos justos, buenos, honestos, rectos, libres de toda culpa, la agarran contra una persona inocente a matonearla. Como quien dice, la agarran y le dan sopa de muñeca porque es la que tienen más cerca, y la gente alrededor se queda sin hacer nada.

No sé si se trata de valores o anti-valores, de cosas inculcadas en la casa o aprendidas en el camino, pero nosotros como sociedad somos cada vez más pendejos, disculpando la palabra, y claro, eso hace que las cosas para quien se vale de malabares sucios sean sencillas, ante lo cual cada vez más gente queda con la idea que no es malo el que hace lo malo, sino que es tonto quien no lo hace.

No creo que la sociedad se enderezca de la noche a la mañana, pero sí creo que es responsabilidad de todos mantenernos firmes en nuestros valores, defenderlos, dar testimonio de ellos y transmitirlos a otros.

Fiona dijo...

dragonita,me deja tranquila saber que esa injusticia fue detenida a tiempo.
nunca esperes del cobarde e inepto que de la cara ,es pedir peras al olmo ,como decimos por aca!
ese tipo de injusticia me enervaaaaaaaaa!!!
te juro y vivi algunas y asi me fue porque soy contestaria....
y otras veces duele mas porque sos inutil o estas en una posicion que te deja indefensa

un besote