lunes, enero 31


(Perdonen, pero hay que mega ampliar la foto para verme... soy la última de este grupo)


Ayer, tuve mi primer gran prueba, una prueba sobre todo contra mi misma. Fue mi primer participación en una carrera.

Tengo que decir, que pocas veces me arriesgo a hacer cosas así, porque a veces no tengo la suficiente confianza en mi, sin embargo, ya rompí el paradigma y creo que esto se puede convertir en algo muy habitual.

La carrera era de aproximadamente 8K, y aunque he resistido hasta casi los 13K, nunca lo había hecho en compañía de tanta gente, ni tampoco en un recorrido tan particular como este.

Lo cierto es que al finalizar, al venir adentrándose a la zona de la meta, sientes como el orgullo se apodera de cada una de tus partes del cuerpo, le sonríes a un montón de extraños que estar cerca diciendo que si se puede, que lo puedes lograr y mejor aún traspasas ese rótulo de "META" y sientes que ni tu mismo te lo puedes creer.

En fin, el primer reto ha sido superado... ya veremos como me va con el del próximo domingo.

3 comentarios:

Fiona dijo...

fuerzas!!!!!
sos un ejem´plo
hay de mi hoy deberia ir al gymmm
pero entre lo que me paso y que mi marido (alias el cocinero de la casa) se descompuso,me quede
mañana retomo
sabelo sos mi inspiracion

Dragonfly dijo...

Gracias Fiona hermosa. Te mando besos

Princesa Adora dijo...

ESPECTACULAR, la carrera siempre es para uno mismo!!! Es tamaño logro querida!! Yo ahora si corro cinco cuadras es mucho... o por ahí las corro y necesito un pulmotor, jajaja!!

FELICITACIONES!!