viernes, junio 24


Han sido unos días difíciles, hay muchos cambios en la oficina y hay mucho trabajo acumulado que otros nunca quisieron hacer y ahora, adivinen... Se los encargaron a la hija de mi mami.

Ya en una semana, si Dios quiere voy de regreso para San Pedro (ahorita estoy trabajando en un lugar llamado Sabana) y eso me tiene muy feliz, estaré mucho más cerca de casa, de mi hermanita, con quien podría eventualmente ir a comer, más cerca del colegio de mi sobrino-ahijado y más cerca del mundo.

Estos últimos días, aparte del cambio de sitios de trabajo, trajeron nuevos compañeros de trabajo, nuevos retos, muy poco tiempo para poder visitarlos, mucho cansancio y mucho trabajo.

Pero todos estos cambios, creo que son parte de una programación especial del cielo, para tomar otra ruta, otro camino.

Todos los cambios son buenos, sobre todo si estos te llena de retos y de aire fresco.

La verdad es que no quiero que esto suene a queja, soy muy feliz con todos los cambios, tengo muchos retos por delante y mi trabajo a dado un gran giro y siento que va por buen camino.

Bienvenidos a mi nueva vida laboral, a mi nueva vida de retos personales... poco a poco les contaré mucho más.

5 comentarios:

El Mostro dijo...

"... hay mucho trabajo acumulado que otros nunca quisieron hacer ..." ¡Matalos a todos!
¿San Pedro es cerca de San José? No me hagas guglear...
"son parte de una programación especial del cielo" No confies en los programadores, haz tus propios programas.
Todos los cambios tienden a ser para mejor. Dependen mucho de como los tome cada uno.

Un beso muerto de frío.

Fiona dijo...

DRAGONA...QUE SEA PARA BIEN...
QUE TODO SALGA LINDO!!!
COMO SIEMPRE LOS COMODOS NOS HACEN LA VIDA IMPOSIBLE A LOS QUE LABURAMOS EN SERIO!!!!

Ely dijo...

Asi es linda katty los cambios muchas veces son mejor de lo que esperamos :D animo y veras que te ira muy bien y te dejara una gran satifaccion todos estos nuevos retos!!!! BESos!!!!!

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

valentía y resistencia

Cassiopeia dijo...

Pa'lante, que atrás no hay na'.