viernes, octubre 14

926.  Cuando pasas de la felicidad a la tristeza



A veces, el cerebro humano es la cosa mas extraña y poco comprensible de la vida (y si a eso le sumas que es un cerebro de mujer).

Hace unos días , me daba precisamente cuenta, que cuanto más feliz eres, cuanto más te lo estás pasando bien y disfrutando de muchos detalles, de personas queridas, más triste y duro será el periodo de dolor o de tristeza.

Y así fue, como pasé de la carcajada y del momento hilarante de felicidad a llorar y llorar amargamente por horas, con una tristeza en el corazón y en el alma, que pocas veces he sentido.

Qué difícil no... tratar de ser feliz, querer robarle momentos de felicidad a la vida  y de repente caer en un bache del tamaño de una piscina (alberca, pileta) olímpica.

Voy a salir de aquí, tengo que hacerlo y pronto volveré a sonreír y a caminar feliz por la vida,  mientras tanto a sonar la nariz y secar lágrimas...

2 comentarios:

El Mostro dijo...

La vida consiste en eso, una de cal y otra de arena. La felicidad 100% no existe. Además, ¿podrías apreciar los momentos felices sin los tristes?
Viste que el día de la primavera se casó una de mis hijas? Ese mismo día falleció un sobrino de mi mujer. Así es la vida.
Ahora, si estás feliz y estás pensando en que cosa triste te pasará a continuación, ahí hay un problema, palabra de Sigmund Mostro.

Besos grandes.

Renata dijo...

a veces nos ponemos tristes por cosas realmente insignificantes cuando tenemos más bendiciones q cosas tristes, pero es de humanos...espero te sientas mejor!