viernes, marzo 9

957. Fotografiando mi color menos favorito del mundo mundial


Definitivamente el amarillo no es mi color, no me gusta, no me parece bonito, es chillón y quiere llamar la atención solo, una sola blusa tengo en un color más bien paja y realmente no la uso con mucha frecuencia.


A pesar de todo esto y gracias a los azahares de la vida, fui madrina en la boda de mi querida amiga Paola y qué creen??? Me tocó ser la madrina de vestido amarillo.


Como mi amiga Paola vive en México y yo en Costa Rica, los meses antes de que llegara ese día, tuve que mentalizarme para aceptar el famoso color, llegó el día de la prueba del vestido y pude constatar, que no se me veía nada mal.


El amarillo además es uno de los colores que representa a mi compañía y no puedo dejar de sentir orgullo por eso.


Este mes de marzo, en el grupo "La Vuelta al Mundo", las fotografías tenían que basarse en un color... el AMARILLO, entré en pánico al instante y me repetía una y mil veces dónde voy a fotografiar cosas en amarillo. Hasta ahora no ha sido fácil y he tenido que retratar solamente cositas que encuentro a mi paso. Aquí les dejo una muestra amarilla.



Estos son los cascos utilizados cor los compañeros que hacen trabajo de campo
ICE (Instituto Costarricense de Electricidad).



La pequeña muestra de cosas amarillas que recopilé buscando en los cajones.



Una sombrilla China.



Las florecitas que crecen en la pared del patio.



Mi querida taza de té. (Comprada en México en Bellas Artes).



Mi famoso vestido de "Madrina amarilla".




Juguemos UNO.

6 comentarios:

Maïder Tomasena dijo...

El amarillo tampoco es mi color favorito y la verdad que no sé ni si seré capaz de fotografiar tantas cosas como tú. Ahora comienza la primavera y empezamos a ver mimosas, flores amarillas... Este fin de semana me pongo a ello. Costa Rica tiene que ser increíble de fotografíar y vivir. Gracias por pasarte por Los planes de Sophie, espero que tú también ayer tuviste un Feliz día de la mujer tú y todas esas perlas de tu vida.

Un abrazo y que tengas un buen fin de semana,

Paula G dijo...

Mira que si que has conseguido fotos amarillas, tu vestido esta hermoso.
Con el amarillo me gusta verlo pero tampoco es de mis favoritos, es un color difícil, duro de encontrar. Yo tampoco soy muy de amarillo, pero me acabas de dar una idea tengo una camisa amarilla que me gusta mucho voy a ver si hago algo con ella.
Porque antes la escasez de amarillo hay que poner a volar la imaginación :)

Dragonfly dijo...

Maïden, yo creo que a mi ya se me acabó el repertorio amarillo, por allí y trado de encontrar, pero ha sido difícil.

Costa Rica, es un lugar lindo, no me puedo quejar tienes playas, montañas, volcanes todo juento en tan solo 52.100 Km.


Paula pues acá en Costa Rica siento que me ha sido difícil fotografiar, pero si espero hacer algunas tomas más en lo que resta del mes.

P. Vargas dijo...

Creo que no sos la única a la que no le gusta el amarillo, a mi en realidad no es que me desagrade del todo, pero no logro compaginar con él, aún así veo que te la jugaste bonito para cumplir el objetivo. Me alegra leerte de nuevo amiga :D

pd. Me encanta tu proyecto de fotografía, yo estoy en el proceso de retomar los blogs, sobre todo el personal y el de fotografía. Nos seguiremos leyendo más seguido amiga. Un enorme abrazo :D

Storm Bunny dijo...

Vieras que amí sí me gusta el amarillo. El color que no me gusta mucho es el azul, y qué crees? Mi equipo de futbol americano favorito es de color Azul!

Del amarillo, me encantan las rosas amarillas, los detalles amarillos, y muchos de los limpiones que me regalaron en Navidad para mi hogar son amarillos. El amarillo se dice que es el color de la alegría y de la locura, pero también se dice que es el color de la traición y de la cobardía. :-( Diay, depende de cómo lo quieras ver.

El color amarillo también es el color del Sol que nos calienta en las mañanitas, del arrocito arreglado con azafrán, de los cascos de seguridad... de tantas cosas!

Pero en el gusto está la variedad. A mí me encantaron tus fotos amarillas. :-) No sé si podría hacer lo mismo con azul.

Abbita dijo...

El amarillo me gusta, me hace pensar en días soleados y calurosos, en calor en la piel, ya sabes que mejor ejemplo de amarillo que el sol en el cielo.

Ademas dice un refrán que la que de amarillo se viste, en su belleza confía.