lunes, junio 23


Me encontré con estás palabras en un libro de Pailo Coelho, que me inspiraron y me hicieron reflecionar sobre lo afortunada que soy al contar con personas a mi alrededor que encienden el fuego de la amistad para mi.


"Ella saca un papel impreso con parte de mi texto,  Lo se de corazón, aunque no me acuerde quien me contó la historia: un hombre que necesita dinero pide a su patrón que lo ayude.  el patrón lo desafía: si pasa la noche entera en la cima de la montaña recibirá una gran recompensa, pero si no lo logra, tendrá que trabajar gratis.
 
El texto continúa:
 
Al salir de la tienda, vio que soplaba un viento helado, sintió miedo y decidió preguntar a su mejor amigo, Aydi, si no era una locura hacer esta apuesta.
 
Después de reflexionar un poco, Aydi respondió: Te voy a ayudar.  Mañana, cuando estés en lo alto de la montaña, mira hacia delante.  Yo estaré en la cima de la montaña vecina, pasaré la noche entera con una fogata encendida para ti.  Mira el fuego, piensa en nuestra amistad, y eso te mantendrá caliente.  Vas a lograrlo, y despúes yo te pediré algo a cambio.
 
Alí superó la prueba, tomo el dinero y fue a la casa de su amigo: Me dijiste que querías un pago.
 
Aydí respondió: Sí, pero no en dinero.  Promete que, si en algún momento el viento frío pasa por mi vida, encenderás para mi el fuego de la amistad."

Tomado del libro Aleph de Paulo Coelho

No hay comentarios.: